En la actualidad, la fragancia de un perfume se ha convertido símbolo de elegancia, higiene, seducción y distinción, siendo parte importante de nuestro día a día actualmente. Sin embargo, esto no siempre fue así, pues en la antigüedad, los primeros perfumes eran usados con propósitos religiosos y funerarios.

Esta industria nació hace siglos con procesos simples como el quemar distintos tipos de maderas. Hoy en día se usan complejos y delicados procesos químicos. Y con la gran cantidad de fragancias y marcas existentes hoy en día, nace la pregunta: ¿Qué perfume actualmente es el más vendido en el mundo?

Los 3 más vendidos

El que se lleva el 3er lugar en el podio es un perfume de Jean Paul Gaultier, que, con su fórmula dulzona y fuerte, remite sensualidad, y ya es todo un clásico creado en el año 1993: El “Classique”, es un perfume que a través de los años ha sido sinónimo de lujo y de picardía.

Classique de Jean Paul Gaultier

El merecedor de la medalla de plata es una fragancia de Guerlain, sofisticada y opulenta, ya tiene casi un siglo en el mercado. El “Shalimar” es uno de los perfumes más emblemáticos, pues fue el que inicio todo para la casa olfativa oriental, fue creado en el año 1925 e inspirado en la historia de los jardines del Taj Mahal y el Shalimar.

Shalimar de Guerlain

Una vez repasado los anteriores, es hora de hacer mención y conocer un poco más a fondo al que es conocido como el perfume más vendido de la historia, que, con un aroma exquisito y abstracto, logró satisfacer las necesidades del mercado de Europa en ese momento, haciendo que sus ventas se dispararan exponencialmente: El “Chanel Nº5” de Chanel.

Cabe destacar que este es el más antiguo de los 3 perfumes mencionados con anterioridad, pues con 99 años ya, esta legendaria fragancia de 1921 se mantiene viva hoy en día, tanto así que las estadísticas dicen que cada 30 segundos, una botella de este perfume es comprada en alguna perfumería del mundo. 

Sin embargo, este perfume no tiene su puesto por suerte o mera casualidad, su creadora Coco Chanel, consideraba a los perfumes existentes de esa época poco interesante, ya que estos eran mono florales y con fragancias muy parecidas entre sí, así que decidió crear una fragancia innovadora, que realmente representara lo que significa ser mujer.

Esto la llevo a recurrir a Ernest Beaux, quien la ayudaría con esta tarea. Además, que el diseño del frasco también sería algo que contrastaría con los perfumes de la época que contaban en su mayoría con diseños barrocos, pues el rectángulo de cristal con la etiqueta blanca con bordes negros son algo realmente simple, pero elegante, pues Madeimoselle Chanel decía “Siempre simplificar, nunca añadir”.

Una historia de éxito

Una de las claves de su distinción fue el hecho de que no fue basado en ningún componente o fragancia natural en concreto, siendo los componentes sintéticos los protagonistas en su preparación, junto a ingredientes como las rosas de mayo, la vainilla de Bourbon, el Jazmín de Grasse, el sándalo, y el ylang-ylang de las comores.

El Chanel Nº5 recibe su nombre del hecho de que cuando Beaux presento las diferentes muestras de perfumes que preparo para Coco Chanel, esta se decidió por la quinta, siendo casualmente el número de la suerte para ella.

Luego de la 2da Guerra mundial, la casa de modas Chanel fue salvada de la bancarrota y alzada por el gran éxito que represento para ellos este perfume, y la reciente idea de pantalones femeninos que también revoluciono a su manera la moda de los años 20.

Más temprano que tarde, las mujeres enloquecieron por poseer uno de estos perfumes, y hasta los soldados americanos hicieron colas inmensas en la calle Canbom para poder obtener un frasco de Nº5 y poder obsequiárselo a la mujer de sus vidas como muestra de su amor.

Múltiples celebridades apoyaron a este perfume a través de la historia con la realización de diversas campañas publicitarias, entre estos se encuentran Audrey Tautou, Keira Knightley, Carole BouquetCatherine Deneuve y por supuesto, Marilyn Monroe.

Esta última contribuyo de manera significativa en la promoción del Nº5, pues en una entrevista afirmó que para irse a la cama cada noche, lo único que llevaba puesto eran unas gotas de Nº5, haciendo así una de las mejores publicidades en la historia de la perfumería para una fragancia.

Cabe destacar que en su momento su éxito era tal, tanto por su fragancia como por su diseño, que en 1959 fue uno de los primeros perfumes que pasaron a ser exhibidos en el Museo Metropolitano de Nueva York, y en la década de los 60 fue el protagonista de una de las series de obras del artista y cineasta Andy Warhol.

Sin duda alguna el Chanel Nº5 debe parte de su éxito al cine por la gran cantidad de celebridades que han hecho público su profundo agrado a la fragancia. En 2012, hasta Brad Pitt anunció esta fragancia, convirtiéndose en el primer y único rostro masculino del Nº5 hasta la fecha.

Este perfume era exclusivo de París, en Boutiques de Deauville y Biarritz, y en la rue Cambon. El hecho de que fuera tan exitoso, logro que pasara de ser exclusivo para las clientas de Madeimoselle Chanel a no tener una producción suficiente para cubrir la demanda fuera del círculo de sus clientes, iniciando así lo que sería su globalización desde Europa.

Hoy en día, este perfume conserva su toque de misterio, sigue siendo único para cada mujer que lo usa, lo que hace que su valor simbólico siga siendo muy alto, siendo identificado aun por el mundo como un símbolo de seducción conquistadora. Uno de los secretos de su longevidad en la industria es que cada piel se adapta a su aroma de manera diferente.

En 2008 se realizó una reversión de la fragancia, llamada Chanel n.º 5 eau de Premiere, para adaptarse mejor al público de la actualidad cambiando algunos de los ingredientes para modificar un poco la criticidad del perfume, pero conservando su esencia original.